hooponopono meditacion frases

Ho’oponopono, un arte para perdonar

En estos tiempos postmodernos, vivimos en un constante ataque de ansiedad, resentidos por la vida, creando un gran hueco en nuestros corazones y siendo infelices. Pero, si algo hemos podido aprender de la cultura hawaiana, es que ellos tienen una solución pragmática, casi mágica, para todo.

Los hawaianos no solo nos han dejado su cultura de música y baile, sino que también han aportado para enriquecer nuestro mundo espiritual, brindándonos una técnica para la sanación personal que se llama Ho’oponopono que, en líneas generales, trata la sanación y el cuidado personal.

Origen de Ho’oponopono

Fue la lapaau Kahuna[1], Morrnah Nalamaku Simeona (19 de mayo de 1913 – 11 de febrero de 1992) quién dio a conocer al mundo el arte de Ho’oponopono, describiéndolo como una práctica de los antiguos hawaianos y, además, adaptó las creencias al mundo moderno; pero se tiene registros de que la cultura polinesia ejercía esta práctica desde hace más de 5.000 años para sanar el espíritu, la mente y las emociones.

Este método lo crearon los polinesios por la necesidad de buscarle solución a las enfermedades de alma provocadas por los “hara” o “halas” que son los errores cometidos por las personas. Hay quienes creen que estos errores enojan a los dioses o que atraen a los dioses malevolentes.

origen ho oponopono dioses hawaianos

La terapia para curar estas enfermedades era la confesión, es decir, verbalizar el problema y así liberar la tensión que crea estos males. De ahí el significado de la palabra que, para resumir la etimología, es “enmendar” o, simplemente corregir un error. El propósito de este arte ancestral es la sanación.

Esta técnica que nos dejaron los hawaianos nos enseña que para cualquier problema en nuestra vida, el camino más fácil entra por la sanación, hay que aprender a perdonarnos para poder sanar, hay que perdonarnos a nosotros mismos para poder perdonar a los demás y así, establecen el camino más armonioso y hermoso para instaurar nuestra vida, con un alma libre y agradecida. Los hawaianos eran conscientes de que somos energía, y por lo tanto, estamos en una constante vibración colectiva y si alguien de la comunidad no está en sintonía, toda la comunidad falla.

La técnica. Frases y meditación.

El ho oponopono se basa en un valor fundamental que la cultura occidental moderna nos ha hecho perder, este valor es la responsabilidad, y no la responsabilidad de llegar temprano o de realizar tus deberes a tiempo, no; es la responsabilidad de asumir que así como somos una unidad dentro de una comunidad, también somos una unidad dentro de la gran red que es el universo, por lo tanto somos responsables todo lo que pasa, pero ojo, no responsables culpables y mártires, responsables consciente de problema y su solución.

Para establecer el perdón y la responsabilidad en nuestra alma, es necesario nos que concienciemos acerca del problema, ¿cómo podemos hacer esto? Pues, sencillo: La técnica establece que nos realicemos unas preguntas sencillas, para poder establecer un camino fácil a la sanación:

  • ¿Qué tengo yo que pueda dar lugar o relacionarse con esta situación o problema?
  • ¿Qué conductas y patrones repito?
  • ¿Qué recuerdos hay relacionados?
  • ¿Cómo actúo en esta situación y cómo la resuelvo?
  • ¿Qué pienso al respecto?
  • ¿Cómo me siento al respecto? ¿Qué sentimientos tengo?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar esta situación?

Después de haber ubicado y concienciado el problema, y viendo las posibles causas y soluciones, vienen las palabras o frases que caracterizan a la técnica del Ho oponopono, que son: lo siento, perdóname, gracias y te amo.

lo siento perdon gracias te amo

Lo siento

Con esta primera frase, comenzamos a canalizar el perdón, haciéndonos responsables del problema. Al internalizar “lo siento”, porque es contigo mismx la interacción, estás liberando la pesada carga que tienes sobre tus hombros desde hace tiempo atrás.

Perdóname

El perdón se pide por toda la energía negativa que arrastraste durante años, es decir, te perdonas por no haber razonados antes y, por lo tanto, haberte liberado de esa carga antes.

Gracias

En esta cultura occidental nos enseña que somos merecedores de todo, y pocos sabemos dar gracias, en esta fase de la técnica del Ho’oponopono, agradeces a la experiencia, teniendo en cuenta que cualquier situación que vivimos nos deja una enseñanza, y agradeces haber tenido la oportunidad de liberarte de la carga.

Te amo

El amor es el gran motor que mueve el universo, es la energía positiva, la luz. En realidad es el amor lo que nos libera, es la fuerza que nos permite sentir, perdonar y agradecer. Con la declaración de amor, llenamos de paz nuestra mente, terminando de liberar nuestro cuerpo de cualquier negatividad y dejando que se vaya de nuestras vidas para siempre.

¿Para qué sirve la técnica del Ho’oponopono?

Como sabes, todos, en algún momento de nuestras vidas, tenemos algún problema, algunos dirán que sus problemas son más profundos que otros, pero la verdad es que “cada cabeza es un mundo” y no todos tenemos las mismas capacidades para afrontar adversidades. Esta ancestral técnica nos indica que la vida hay que vivirla desde el amor, desde la luz, así que, para cualquier adversidad que se presente, debes tener en cuenta que el camino es el perdón. Por ejemplo, si tu problema es que no estás feliz con tu peso, pues la solución es que lo sientas, te perdones, agradezcas y te ames.

El Ho’oponopono se puede llevar como una filosofía de vida, que te acerca a la luz y se puede realizar sin distinción de edad, raza o creencia.

 


Referencias consultadas

  • https://ununiversomejor.com/hooponopono/
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Ho%CA%BBoponopono
  • https://triskelate.com/meditacion-hooponopono-frases-y-oraciones
  • https://www.clarin.com/entremujeres/vida-sana/bienestar/columnista-ho-oponopono-hawaii-bienestar-feliz-ser_feliz-mabel_katz-el_camino_mas_facil_0_Sy23_ptwXg.html
  • https://www.webconsultas.com/belleza-y-bienestar/terapias-alternativas/como-se-practica-el-hooponopono-frases-y-mantras

[1] Título que los hawaianos dan a un maestro, sacerdote o consejero.

Artículos Relacionados:

Share This